Busqueda

Reglamento de Etiquetas Europeas

¿Qué es la etiqueta de neumáticos de la UE?


El Reglamento de etiquetado de neumáticos ha estado en vigor desde 2012 y proporciona a los consumidores de toda Europa indicando un rendimiento de los neumáticos en tres áreas clave: agarre en mojado, ruido exterior y resistencia a la rodadura.


La regulación actual ha sido revisada y será reemplazada por la Regulación (UE) 2020/740 a partir del 1 de mayo de 2021 en adelante. Mediante esta nueva regulación, se introducirán nuevos requisitos que serán aplicables a los productos PSR, CVR y TBR.


Por medio de la nueva regulación, la apariencia de la etiqueta cambiará, así como se introducirán en la etiqueta el código QR e información visual sobre el desempeño de los neumáticos en condiciones de nieve o hielo.


Además, la base de datos de productos de la UE para el etiquetado energético (EPREL)  se ha creado en virtud del Reglamento de la UE 2017/1369, con el fin de proporcionar información importante sobre eficiencia energética a los consumidores y mejorar las actividades de vigilancia del mercado y su aplicación. Con la introducción del nuevo reglamento de etiquetado, los proveedores de neumáticos deben cargar la información de los productos en la base de datos antes de comercializarlos. Los consumidores podrán buscar un producto en la base de datos con el fin de consultar la etiqueta energética o la hoja de información del msmo.


Para más información visita el sitio web oficial de la Comisión de la UE.


Introducción de la hoja de información del producto



La nueva Ficha de Información del Producto (PIS) se genera en la base de datos de EPREL, en función de la información que ha sido proporcionado por los proveedores:


Incluye:


          •  Información que se muestra en la etiqueta de la UE en forma de cuadros

   • Fecha de inicio de la producción

          • Fecha de finalización de la producción (será incluida por el fabricante, cuando se conozca)













El aspecto de la etiqueta de neumáticos de la UE 




















Eficiencia de combustible:



Como se entiende por el indicador de la bomba de gasolina, esta clasificación preve la clasificación de eficiencia de combustible del neumático.


Esta evaluación se basa en el rendimiento de la resistencia a la rodadura del neumático y se muestra a través de 5 escalas codificadas por colores diferentes, desde E (menos eficiente) hasta A (más eficiente). También podemos llamar a los neumáticos con mejor clasificación como neumáticos respetuosos con el medio ambiente, ya que contribuyen significativamente a la reducción de las emisiones de carbono con la eficiencia del combustible.


El consumo de combustible también puede variar dependiendo de muchas condiciones, como el peso del vehículo, las condiciones climáticas, el estado de la carretera, la presión de los neumáticos y los hábitos de conducción.




Adherencia sobre mojado:


Como se entiende por el símbolo de las gotas de lluvia, esta clasificación preve el rendimiento de frenado del neumático en condiciones de lluvia.


Esta evaluación se realiza con referencia a la distancia de frenado del neumático en condiciones húmedas y se muestra mediante 5 escalas codificadas por colores diferentes, desde E (distancia de frenado más larga) hasta A (distancia de frenado más corta).


La distancia de frenado puede variar dependiendo de muchas condiciones, como el vehículo utilizado, las condiciones climáticas y las condiciones de la carretera.




Es importante conocer la eficiencia del combustible y la adherencia sobre mojado:


El ahorro real de combustible y la seguridad vial dependen en gran medida del comportamiento de los conductores y, en particular, de lo siguiente:

   • La conducción ecológica puede reducir considerablemente el consumo de combustible;

   • La presión de los neumáticos debe comprobarse periódicamente para optimizar la eficiencia del combustible y la adherencia sobre mojado:

   • Deben respetarse siempre las distancias de frenado. 


Ruido exterior:


Como se entiende por el símbolo del altavoz, esta clasificación visualiza la intensidad del ruido emitido por el neumático debido al contacto con la carretera mientras esté en movimiento.


Los niveles de ruido exterior se miden en decibelios (dB) y se calculan de acuerdo con el Reglamento nº 117 de la CEPE. La clase de ruido de rodadura exterior se determinará e demostrará en la etiqueta del neumático en 3 niveles.



Nivel de ruido A: 3 dB (decibelios) por debajo del límite legal.

Nivel de ruido B: Entre el límite legal y 3 dB (decibelios) por debajo del límite legal.

Nivel de ruido C: Por encima del límite legal.



Firmeza sobre nieve:



El neumático que cumpla los valores mínimos de firmeza en nieve establecidos en el Reglamento nº 117 de la CEPE se clasificará como neumático para su uso en condiciones de nieve severa y se incluirá el siguiente pictograma en la etiqueta del neumático.





Firmeza sobre hielo:


El neumático, que satisface los valores mínimos del índice de firmeza sobre hielo, incluirá el siguiente pictograma. El rendimiento del firmeza sobre hielo debe probarse de acuerdo con métodos confiables, precisos y reproducibles determinados por la regulación.




Importante saber acerca de los neumáticos con firmeza sobre hielo:


Los neumáticos de firmeza sobre hielo están diseñados específicamente para superficies de carreteras cubiertas de hielo y nieve compacta, y solo deben usarse en condiciones climáticas muy severas (p. Ej. temperaturas frías) y el uso de neumáticos con firmeza sobre hielo en condiciones climáticas menos severas (por ej. condiciones húmedas o temperaturas más cálidas) podría resultar en un rendimiento subóptimo, en particular para la adherencia sobre mojado, la manipulación y el desgaste en mojado.